cabecera

Consejería de Cultura, Turismo, Jóvenes y Deportes lo declaró el pasado 8 de marzo

El Castillo de Monroy es declarado Bien de Interés Cultural

En el centro del municipio cacereño de Monroy se levanta un majestuoso castillo que data del año 1300.

cabecera

03 Abr 2024

El pasado 8 de marzo el Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó una resolución de la Consejería de Cultura, Turismo, Jóvenes y Deportes en la que se declara Bien de Interés Cultural el Castillo de Monroy.

Ya se hizo un intento en 1987 pero el proceso no tuvo continuidad. Por ello la Consejería de Cultura estimó oportuno continuar el expediente. Para seguir con el proceso se procedió a elaborar una nueva memoria técnica por los servicios técnicos de la Dirección General de Bibliotecas, Archivos y Patrimonio Cultural. Tras varios intentos el castillo que perteneció al artista Pablo Palazuelo por fin consigue ser Bien de Interés Cultural.

Un castillo señorial que destaca por ser el único de toda Extremadura que tiene un foso rodeando el edificio.

Tras años de meticulosa restauración, el Castillo de Monroy, un bastión de historia y cultura situado en el corazón de Extremadura, ha sido reabierto al público, desvelando capas de historias que datan desde el siglo XIV. Este proyecto de restauración, liderado por el renombrado artista Pablo Palazuelo en la década de 1970 y continuado por un equipo dedicado de historiadores y arquitectos, ha devuelto al castillo su antiguo esplendor, permitiendo que sus paredes vuelvan a narrar las épicas sagas de nobleza, conflictos y arte.

El Castillo de Monroy se erige en un terreno que une la belleza natural con la historia profunda. Fundado inicialmente como una casa fuerte en el siglo XIV, el castillo ha sido testigo de importantes eventos históricos, incluidas las disputas dinásticas que dividieron a la familia Monroy y la región. Su arquitectura ha evolucionado a través de los siglos, con la fecha de 1329 aún visible sobre la puerta principal, marcando el comienzo de su rico legado.

La historia del castillo está intrínsecamente ligada a figuras legendarias como Hernán Pérez de Monroy, otorgado con el privilegio de poblar estas tierras por Sancho IV, y héroes de cuentos casi caballerescos como Hernán de Monroy ‘el Gigante’ y Hernando de Monroy ‘el Bezudo’. Sus historias, plagadas de valor, conflicto y reconciliación, se han conservado meticulosamente a través de los siglos.

La última fase de su historia comenzó con Pablo Palazuelo, quien, atraído por su majestuosidad y potencial creativo, adquirió el castillo con el sueño de convertirlo en un estudio de arte. Aunque nunca llegó a vivir allí, las energías y visiones del castillo influyeron en su serie pictórica ‘Monroy’, fusionando la historia con el arte contemporáneo.

Hoy, el Castillo de Monroy no solo sirve como un recordatorio físico de los siglos de historia y cultura de España, sino también como un espacio de encuentro para amantes del arte, la historia y la arquitectura. La reciente reapertura invita a exploradores y curiosos a sumergirse en la profundidad de su historia, caminando por los mismos pasillos que alguna vez pisaron nobles y artistas, y a descubrir los secretos que sus antiguas piedras han guardado celosamente durante generaciones.

Con eventos planificados a lo largo del año, desde exposiciones de arte hasta recreaciones históricas, el Castillo de Monroy promete ser un destino vibrante que continúa celebrando su herencia mientras mira hacia el futuro.

Recuerda que puedes realizar visitas guiadas al castillo. Puedes obtener más información aqui: https://www.fundacionpablopalazuelo.es/visita-el-castillo-de-monroy/

Si quieres más información sobre la resolución del Bien de Interés Cultural visita https://doe.juntaex.es/otrosFormatos/html.php?xml=2024060978&anio=2024&doe=530o

Buscar

Apúntate a nuestra Newsletter

Apúntate a nuestro boletín de noticias y estate al tanto de todas nuestras actividades.



    De conformidad con el RGPD y la LOPDGDD, Fundación Pablo Palazuelo tratará los datos facilitados con la finalidad de enviar newsletter. Podrá ejercer, los derechos de acceso, rectificación, supresión, y demás reconocidos en la normativa mencionada.